CANARIOS

DEL

.

.

martes, 29 de julio de 2014

TODA UNA VIDA C.AMBIANDO

SOC.C.ORRO
SOC.C.ORRO
SOC.C.ORRO

Mi confianza en el cambio
José Miguel Ruano

La crisis que arranca en 2008 va a producir cambios sustanciales en la acción política que ya son visibles.

Nada será igual tras la crisis. Ni el daño producido en la democracia representativa por la posición dominante de los mercados financieros, ni los notorios casos de corrupción en personas concretas que ejercen la Política, ni la pérdida de niveles de renta en las clases medias, ni los indicadores de pobreza que se han elevado en paralelo a los intolerables índices de desempleo, ni la forma de hacer Política serán iguales que antes de la crisis.

Ese cambio requiere cambios: cambios en nuestro modo de relacionarnos con la ciudadanía, en el compromiso ético con las tareas públicas, en las relaciones con el Estado y con los demás partidos políticos.

La Conferencia Política que Coalición Canaria (CC) tiene programada para finales de septiembre debe constituir para CC un punto de inflexión, una expresión de que tocamos fondo y cogemos impulso. La conformación de un proyecto de contenidos que -partiendo del documento base elaborado por las dos universidades públicas canarias bajo la coordinación del catedrático Urbano Medina (http://coalicioncanaria.org/conferencia-politica/) nos permita fijar el rumbo para Canarias en los próximos veinte años y liderar un proceso que deje atrás la crisis y fije los ejes de una nueva política de bienestar, crecimiento y empleo. El trabajo en torno a ese documento de prospectiva es una exigencia para toda la militancia de CC y su lectura una herramienta útil para toda la sociedad canaria.

Es cierto que ese trabajo lo hacemos en paralelo a un proceso democrático que, conforme a los acuerdos del Consejo Político Nacional, se desarrolla para elegir a nuestro candidato a la Presidencia del Gobierno en las Elecciones 2015. Un año en el que debemos aspirar a recuperar -en votos y en presencia en cada una de las islas- la condición de primera fuerza política de Canarias.

Tengo la convicción personal, como uno más de los miembros del Consejo y sometido por tanto a su decisión final, de que esos cambios deben liderarse por personas nuevas. Nuevos liderazgos que se asienten en el programa de gobierno que surja de la Conferencia Política, que aprenda del pasado y lo supere, y que permitan visualizar el comienzo de una nueva etapa para nuestra organización como nacionalistas canarios y para Canarias como país que se integra de forma especial en Europa y en el Estado. Ese liderazgo no puede prescindir de la capacidad y experiencia de personas de más dilatada trayectoria que se integren en este proceso de cambio de CC, desde la consideración de Equipos; mujeres y hombres nacionalistas con la convicción de que CC debe liderar la Política canaria fomentando la participación y la transparencia que la definió en su origen -desde los pueblos y los barrios de las capitales- a principios de los años 90 del siglo pasado y que ahora debe actualizarse en esta nueva era tecnológica.

En esta crisis que queremos dejar atrás, el mérito de los gobernantes de CC está en haber propiciado políticas de sostenibilidad de los servicios públicos y de defensa de nuestras especificidades en el marco español y europeo. Decisiones de emergencia en un escenario muy restrictivo para la autonomía política y económica. Somos deudores con la absoluta dedicación y responsabilidad de nuestros gobernantes por el esfuerzo político y social que ha supuesto cumplir como Comunidad Autónoma los objetivos de déficit y de deuda pública, y frente a la hostilidad de un Gobierno de España que ha ignorado como nunca nuestros hechos diferenciales.

Pero debemos comenzar una nueva etapa, una etapa en la que mancomunar las responsabilidades y las decisiones en el partido y en la que los resultados de nuestra Conferencia Política definan nuestra propuesta de gobierno y sean el punto de arranque para las políticas de crecimiento y empleo, un nuevo Bienestar para el pueblo canario.